No, no y no

diciembre 10, 2008 at 17:56 (En carne y hueso: el Gran Cronopio) (, )

Salenas cronopio cronopio a todos ustedes.

De nuevo nuestra cita con el Gran Cronopio no nos defraudará, un pasito más en humanizar la figura del gigante barbado que durante tanto tiempo ha estado encerrado entre papel y mecanografía. Salta de sus libros para plantarse aquí, en este aula, no ya en persona pues de pachucho está muerto. Sin embargo si que perdura su voz, esa que arrastra en su deje mil cuentos he historias que escaparon en su día a la tiranía de la imprenta.

hormiga01

Atiendan a este que ahora les ofrecemos, un precioso cuentecito sobre paseos, insectos y corbatas amarillas. No dejen de prestar atención a su entrada, en donde expone su punto de vista acerca de los cuentos en voz alta, o lo que hoy llamaríamos audiolibros. Personalmente prefiero el primer nombre. Este es un asunto interesante a tratar: la lectura en voz alta, un paso atrás en la evolución del hombre, que piensa que condenar la lectura a la vocecita interior que a todos nos rebota dentro de nuestras cabezas es un avance que nos beneficia. Cuando en verdad estamos convirtiéndola en algo insulso falto de matices, de tonos, de énfasis y, en fin, de pasiones. ¿Ustedes que piensan al respecto?

Disfruten del cuento y… participen.

Saludos, les dejo con el Gran Cronopio…

No, no y no (1978)

Atentamente:

infante-rojo

E. Infante Rojo

Dir. de la Escuela Cronopia

Anuncios

4 comentarios

  1. AlmaLeonor said,

    ¡Hola!
    Señor Cronopio, si pincho en el linck “No, no y no (1978)” me sale un palabro: “Forbiden”, lo que intuyo quiere decir que “no se encuentra”. No sé muy bien que tenemos que hacer entonces, así que improviso.
    Leer en voz alta…. me parece un ejercicio quizá saludable, ponerse uno con el libro en una mano y declinar a viva voz lo que va encontrando en cada línea mientras gesticula con la mano libre para enfatizar más lo dicho. Pero considero que una voz debe ser escuchada. De acuerdo, si leemos en voz alta nos escuchamos nosotros mismos, y en eso consiste lo saludable del ejercicio, si. Pero… cuantos oidos se pierden!!!
    Leer en voz alta para otros es una delicia que muchos padres abordamos, quizá con cierto fastidio en un momento, pero que echamos de menos cuando nuestros vástagos dejan de reclamárnoslo. ¡¡¡Que pena!! solemos pensar, cuando vemos esos cuentos en las estanterías….
    Leer en voz alta es como relatar una historia que se sabe de memoria. Es oralidad, es volver a nuestros ancestros, a nuestros orígenes y es la esencia de la lectura y de la vida, el que otros escuchen lo que decimos.
    ¡¡¡¡FELICES FIESTAS DE NAVIDAD Y PRÓSPERO AÑO NUEVO 2009!!!
    Besos.AlmaLeonor

  2. E. Infante Rojas said,

    Coincidirás conmigo Alma en que todo lector en el fondo tiene algo de actor, ¿verdad?

    un saludo y gracias por tu aportación, trataré de solucionar el problema conel audio.

  3. AlmaLeonor said,

    ¡Hola!
    Coincido, coincido….
    Besos.AlmaLeonor

  4. AlmaLeonor said,

    ¡Hola!
    Coincidirá conmigo Mr. Cronopio en que tiene su página muy abandonada….
    Besos.AlmaLeonor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: