INSTRUCCIONES PARA VIAJAR EN EL TIEMPO

junio 23, 2008 at 22:17 (Trabajos de campo) ()

Después de mucho tiempo desde el último y primer trabajo de campo, retomamos las actividades prácticas con una empresa emocionante: ni más ni menos que viajar en el tiempo. A pesar de lo aparentemente pretencioso del objetivo, conviene advertir con antelación que alcanzar la meta propuesta es de suma facilidad, al alcance de cualquiera.

La mayor dificultad se halla dentro de la mente de cada uno de nosotros. Nos encontramos aun lejos de alcanzar el grado cronopio deseado, esto explica esa barrera que nos autoimponemos a la hora de acometer negocios tan inverosímiles como el que atendemos ahora. Así pues basta resumir las dificultades en una cuestión de actitud: si nos lo tomamos en serio -algo que no debería hacer falta ni decir, ya que un viaje en el tiempo es siempre algo muy serio- lo conseguiremos facilmente; sin embargo si presentamos desde el principio una actitud de escepticismo, muy comunmente confundida con una actitud adulta, mejor abandonar no ya la clase sino el curso.

Les recuerdo que estamos en la Escuela Cronopia, abandonen sus prejuicios y sus vergüenzas. La tarea que nos imponemos, les puedo asegurar, merece la pena: un viaje en el tiempo directo a nuestra infancia. Para ello nos cuidaremso de realizar este ejercicio dentro del horario de tiendas, por supuesto en día laborable, ya que requerirá nuestro viaje realizar un par de transacciones comerciales muy básicas.

Lo primero de todo tendrán que ir a la pastelería más cercana provistos de una cantidad de dinero que ronde los dos o tres euros, nos presentaremos a la pastelera o pastelero con una amplia sonrisa que denote no solo buenas intenciones, sino una clara decisión. Con solo mirarnos a la cara, la señora o señor encargado debe alejar toda duda acerca de nosotros: debe saber que tenemos bien claro lo que queremos. Cuando nos pregunte qué deseamos, rápidamente recordaremos el bollo favorito que tomabamos cuando eramos crios y se lo pediremos amablemente. Si tenemos la mala fortuna de que este bollo precisamente no lo tengan buscaremos otra pastelería ya que debe ser exclusivamente ese y no otro.

Cuando lo consigamos, lo pediremos para llevar, ya que lo vamos a guardar hasta que efectuemos la segunda parte del ejercicio. Para ella debemos contar aun con un capital de al menos un euro. Nos dirigiremos a un puesto de chucherías o a un kiosko de periódicos. Sabremos que el establecimiento es adecuado cuando comprobemos que efectivamente vende sobres de cromos, una vez comprobado le pediremos uno o dos o los que se deseen, siendo el mínimo un sobre por presona. El motivo de los cromos no es importante, aunque se valorará que el alumno recapacite sobre qué cromos prefiere, si consigue plantearse seriamente esta cuestión sin duda estamos a un paso de retroceder en el tiempo.

Finalmente, con nuestro bollo en una mano y nuestros cromos en la otra, queda el último y más sencillo paso: comenzaremos el bollo, saboreando su azúcar, su crema, su nata o su chocolate según el caso, y empezaremos a abrir el sobre de cromos para ver qué nos a tocado y si hemos tenido la mala suerte de recibir dos repetidos dentro de un mismo sobre (el colmo de la mala suerte). Si entre las estampas recibimos una especialmente llamativa o interesante, nos alegraremos con sinceridad, convirtiendo ese breve momento en un breve momento de infancia, cuando la mayor alegría del día podía ser conseguir el cromo deseado. No estaría mal guardar los cromos en la cartera del día día, junto a facturas, carnets, billetes, y notas de adulto; considerenlos un ancla que les recuerde que todavía se puede viajar en el tiempo.

De nuevo les repito consejos anteriores: este ejercicio puede resultar una tontería a primera vista, pero también es muy posible que por unos minutos disfruten un poco de algo de diferente y barato.

Sinceramente: espero sus comentarios.

Saludos

Anuncios

14 comentarios

  1. Allegra said,

    Me alegro que hayas vuelto a la actividad. Te puedo decir que aun no he puesto en práctica el experimento, pero ya he empezado a saborear una ensaimada de crema y canela. Ya te contaré.
    Saludos.

  2. E. Infante Rojas said,

    El mío es el pepito de chocolate y crema.

  3. AlmaLeonor said,

    ¡Hola!

    ¡¡¡¡¡DIOSSSSSSSS, SANDOKAN!!!!!!!!!!!

    Lo que habré disfrutado yo con Sandokan. Creo que todas mis compas querías ser “La Perla de Labuan”, yo no. Ni siquiera quería ser una “pirata”. Yo solo quería seguir sabiendo de sus aventuras.

    Te voy a decir yo una formula para viajar en el tiempo: Tener un hijo. Si, si, si, si, tener un hijo me ha hecho revivir muchísimas de mis vivencias pasadas. Desde recordar canciones y cuentos para contárselos a él, hasta reconocer en mis gestos aquellos que yo censuraba en mi madre, jejjejeje. Toda una lección de “retrohistoria”.

    Y cambiando de “tercio”. Creo que hoy, 26 de Junio debemos felicitarle, ¿no es cierto señor Cronopio? ¡¡¡Felicidades!!!

    Besos.AlmaLeonor

  4. elefantito said,

    si… es posible… hasta ahí puedo leer.

    un beso enorme alma!

    (que bonito suena eso de mandarle besos al alma)

  5. aspidistra said,

    Qué bonito ejercicio nos propone hoy, Sr. Infante Rojas; solamente al leerlo ya he viajado un poquito en el tiempo.

    Para completar el ejercicio voy a tener un serio problema… no tenía “bollo favorito” ¡me gustaban toooodos! , y los cromos de ahora… no sé, no sé… ¿siguen vendiendo los del Comando G? Pediré los de High school Musical, y le ayudo a completar la colección a mi hija (¡qué razón tiene AlmaLeonor con lo de los hijos!)
    Me falta mucho para ser cronopio, pero lo intento, de verdad que sí ;D

    Y hablando de Alma, si ella cree que hoy se le debe felicitar, seguro que no se equivoca,así que…

    ¡¡¡¡¡FELICIDADES!!!!

  6. ILONA said,

    Poco a poco nos vamos “cronopiando”…
    Los viajes en el tiempo no requieren de complejas máquinas ni fórmulas matemáticas para su realización como nos habían contado, sino que bastará ese toque mágico que nos hacen adquirir las enseñanzas de nuestro maestro. Los ojos, el corazón y la mente cronopias nos permiten alzar el vuelo y trasladarnos cronológicamente. Claro que el bollo y los cromos ayudan lo suyo. Los míos eran el canuto de merengue y los cromos de Heidi que daban con los yogures Danone.
    Pasearse por las sendas literarias también ayuda a viajar lo suyo como saben ustedes sobradamente.
    En fin, cuanto estoy aprendiendo en este curso…

    Y me sumo a las felicitaciones, que usted los cumpla en buena compañía.

  7. ELEFANTIO said,

    ILONA, no dejes nunca de ser tan encantadora.

    muchísimas gracias!

    ¿es el cronopio alguien que se evade? mmmmm…. es posible, los niños lo hacen constantemente, de ahí la grandeza de laimagianción y la memoria.

    SALUDOS

  8. Ginebra said,

    Jo, yo no tengo bollo preferido.

  9. Bo-bo said,

    Qué alegría…
    Mira tú que cosas, buscando algún cuentillo de Cortázar y me encuentro con mi antiguo compañero de foro, y no sólo al paquidermos, sino a mi encantadora Ilona (estuve en Castro y yo sin avisarte)… ya tienes tu rinconcito para estirar la trompa, y la verdad es que es muy chulo, ya te escribiré con tiempo, que ahora mismo no tengo, pero no he podido resistirme a enviarte un abrazo y otro por supuesto a Ilona… por cierto, qué penita el foro de la queleer…nos vemos…tengo muchas ganas de leer tu blog enterito, que tiene jazz y todo, menudo lujo…

  10. ILONA said,

    Queridísimo Bo-bo, vaya pedazo de sorpresa encontrarte por aquí. Así que estuviste en mi ciudad y yo sin enterarme… tal vez nos tomamos unas cañas codo con codo y sin reconocernos. Lo del foro sí que es una pena, pero ahora tenemos otra casa que habitar, más cómoda y mejor organizada, serías bienvenido. Ya lo ves, los foreros se van haciendo mayores de edad y algunos hasta tienen montado su propio negocio, como esta escuela cronopia donde venimos a aprender a mirar con los ojos de Cortázar.
    Qué alegría, de verdad…

  11. ILONA said,

    Se acaban las vacaciones….

    Bien, ya se siente el inicio de curso, ya huele a aventuras cronopias, a cuentos, a historias, a lecciones magistrales.

    ¿Cuando volverá nuestro director? ¿Estará preparando las clases? Se sentirá lo suficientemente cronopio como para afrontar el curso?

    Supongo que nos preguntará por nuestro verano, si ha sido mucho o poco cronopio, qué ojos hemos utilizado para mirar nuestra realidad, si los ojos comunes a todos los humanos o esos que él quiere enseñarnos a utilizar.

    Yo confieso no haberme aplicado demasiado este verano. La falta de guía espititual me ha hecho relajarme, y no he viajado en el tiempo ni he abandonado el cuerpo ni nada de nada. Es que a mí los veranos no me inspiran.

    Estoy deseando que empiece la escuela cronopia.

  12. elefantito said,

    Creo que tu llegada de nuevo a este blog es lo que me faltaba para retomarlo.

    Gracias Ilona por estar siempre ahí!

    Volveré!!!!!!!!!!

  13. AlmaLeonor said,

    ¡Hola!
    Yo también quiero enviar una invocación al Maestro Cronopio para que vuelva a casa, que las vacaciones ya se las está tomando muy largas!!!!!!

    Y un mensaje para Bo-Bo: Si tienes posibilidad ponte en contacto con Elefantito o con Ilona, cualquiera de ellos te podrán dar información de nuestra nueva casa forera.

    Besos.AlmaLeonor

  14. aspidistra said,

    Me quedó alguna para Septiembre… pero espero que E. Infante Rojas me deje continuar en el nuevo curso, prometo esforzarme.
    ¿Cuando se abre la matrícula?

    P.D. Elefantito, no nos dejes tanto tiempo ociosos a los aspirantes a cronopio, que nos echamos a perder.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: