Dinámica de trabajo. (La sensibilidad de Cortazar.)

mayo 20, 2008 at 23:33 (Dirección) (, )

Saludos futuros cronopios.

Entiendo que a pesar del poco tiempo que llevamos abiertos a estas alturas es bastante obvio que la figura de Julio Cortazar, el Gran Cronopio, es el inspirador de toda la filosofía que articula todo este proyecto. Es una escuela especial, no hay duda, en la que por suerte no contamos con ningún experto. El cronopio es un individuo curioso e imaginativo, a veces chismoso, a veces absurdo, siempre surrealista e ilógico, pero siempre sensible. Con ello no me estoy refiriendo a una tendencia al llanto fácil sino una especial capacidad de llevar sus sentidos más allá de lo común. No se trata de ningún tipo de poder sobrenatural, se trata simplemente de imaginación.

Imagínense, por poner un ejemplo, que dos caballeros están sentados en un mismo banco del parque. Frente a ellos se cruza una mujer joven que empuja un cochecito de bebé. Uno de los dos caballeros apenas le presta atención, quizá únicamente se percata del leve chirrío de los ejes del cochecito, y de inmediato lleva su atención a otra parte. El otro caballero observa la misma joven con su cochecito y también se percata de ese ruido, que le recuerda al cri-cri de los grillos y automáticamente se pregunta si dentro de ese cochecito no habrá en vez de un lindo bebé un grillo, y se pregunta qué razón tendría una joven para pasear un grillo en cochecito, y de pronto siente un poco de miedo al pensar que tal vez fuera su hijo, o que podría estar loca… y desde entonces cada vez que viera un grillo se cuidaría de no hacerle daño porque recuerda que es posible que tengan una mamá que les sacaba de paseo en cochecito. Ahora yo les pregunto si serían capaces de decirme cuál de esos caballeros es un cronopio.

El ejemplo puede parecerles estúpido o absurdo. Pero no me cansaré de decirles que en esta escuela el absurdo será habitual entre nosotros. Con esa pequeña historia quería ejemplificar un caso en el que el sentido del cronopio, el oído en este caso, le ha llevado a una realidad diferente a la del tipo corriente únicamente con un poco de imaginación. En ese sentido, este caballero ha demostrado una sensibilidad especial que le permitirá ver, oír, gustar y palpar mundos muy diferentes al que aparece publicado todos los días en las ojeras de la gente. Para ello no es necesario ningún conocimiento, simplemente no temer la imaginación y el ensueño. Por que nadie nos obliga a llamar a las cosas por su nombre, ni a entenderlas siempre igual; por que somos seres racionales pero también imaginativos, y esto no se dice en ninguna escuela… por eso es necesario una escuela como esta: volvamos a la época de las historias y los cuentos.

Cortazar supo alcanzar ese grado elevado de sensibilidad que supera la rutina y la monotonía y que permite disfrutar momentos especiales sin necesidad de nada especial, convirtiendo a cada uno en protagonista de su propio cuento. Esta admiración compartida por el autor argentino no significa que vayamos aquí a dar clases sobre su obra y vida, datos y más datos… para qué, de qué va a servir, ¿acaso para olvidarlos luego? Todo lo dicho hasta ahora viene a señalar que lo importante es esa sensibilidad, no el conocimiento. Por eso en esta escuela no se van a impartir conocimientos sino sensibilidades situadas en su contexto, lo que venimos a llamar EXPERIENCIAS. Intentaremos conseguir ese modo de tener experiencias maravillosas.

Ya hemos tenido un buen ejemplo de esta dinámica con el diario de Wenceslao Moore, experiencias compartidas que se irán sucediendo periódicamente. También la observaremos en otras materias como Mágico Jazz o Boxeo Artístico, ambas encuadradas dentro de un campo superior que vendría a estar compuesto por las grandes pasiones de Cortazar. En ambos casos, tal y como comentamos, no habrá ningún dato, no habrá tecnicismos más que los necesarios, no habrá lecciones, no habrá deberes… No nos mueve la ambición de hacer de ustedes expertos en boxeo o en jazz, no deseamos que terminen sabiendo de uno y otro, simplemente deseamos descubrir con ustedes qué tienen de especial ambos mundos para haber atraído tanto la atención del Gran Cronopio. O por decirlo con otras palabras: intentaremos ver el boxeo, el jazz, la realidad en definitiva, como él. Somos conscientes de la imposibilidad de tal aspiración, sin embargo eso no es razón para abandonarla pues por poco que consigamos, será mucho.

Entenderán ahora el porqué en esta escuela los profesores no son tales: no tienen ningún tipo de conocimiento especial, diferente al que ustedes pueden tener. Si les llamamos profesores es simplemente para diferenciarlos, no para definirles. Son personas que han conseguido alcanzar una sensibilidad especial –nunca comparable a la de Cortazar, eso es imposible- que les hace aptos para servir de muestra a todos. Su experiencias nos irán dando ejemplo no ya de cómo hacer las cosas, sino de lo más importante: ejemplo de que se puede. Tal vez convencerse de esto último sea lo más difícil de nuestras pretensiones, ya que es la gran traba con la que nos encontramos, gracias a años y años de formación aburrida y encorsetada en la que lo práctico montó dictadura y acabó con lo inútil. Las principales victimas de tan rígida tiranía fueron la imaginación, el absurdo y la fantasía, de este modo la amargura campo a sus anchas en las caras de ciudadanos somnolientos que nunca sonríen ni dicen buenos días y que miran raro a los que siempre sonríen y dicen buenos días.

Espero no haber sido demasiado espeso en este texto, desde luego mi intención era la de aclarar ciertos puntos, no la de confundirles más. Con el deseo de haberlo conseguido me despido hasta el próximo comunicado no sin antes recordarles que el artículo del diario de Wenceslao Moore sigue abierto a sus comentarios y experiencias. Sabemos de buena fe que el tema da para bastante.

Saludos.

E. Infante Rojas

Dir. de Escuela Cronopia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: